Meditación

27 febrero 2020 0 Por mariaenriletaub

QUE ES LA MEDITACION

A menudo me preguntan que si medito todos los días. Ni mucho menos, medito cuando puedo, a veces son muchas y otras pocas. Lo ideal sería levantarme todas las mañanas en cuanto suena el despertador, sentarme en mi cojín y dejar la mente en blanco. Bien, eso no ocurre en el 99% de los casos, pero lo intento, y eso es lo que cuenta. 

Muchas veces cuando me siento, la mente se me va a otras cosas, lo que tengo que hacer en el día, lo que no he hecho, lo aburrido que es, lo que me duele la espalda, Bla Bla Bla … pero me doy cuenta de esto y vuelvo a intentarlo, respiro profundo, intento no abrir los ojos para ver el reloj y me quedo sola con mis sensaciones. Quizá sea solo un segundo o llegue hasta el final, pero aquí es cuando la magia ocurre, me doy cuenta de lo que le pasa a mi cuerpo, escucho, observo y sobre todo , no juzgo. 

Para mi eso es la meditación, encontrar un momento a solas conmigo misma y dejar aflorar todo aquello que escondo detrás de las prisas y el estrés. ¿Que me duele la espalda? OK. ¿Me aburre? OK ¿Lo hago porque un yogi tiene que hacerlo? OK. Cuando consigues pasar la barrera de los pensamientos y estas presente, todas las justificaciones anteriores desaparecen, entras en el mundo como lo llamo de «slow motion» donde las cosas ocurren en el tiempo y distancia en la que tienen que ocurrir. Ponemos el freno de mano para disfrutar de la película. 

 

Meditar, igual que cualquier otro ejercicio, requiere de continuidad y de practica, igual que entrenamos los músculos en el gimnasio tenemos que entrenar a nuestra mente a descansar, al principio nos costará mas, pero con la practica todo llega. No nos pongamos metas imposibles, pasos cortos.